sábado, 24 de septiembre de 2011

Solomillos de pollo a la crema


Hace unas semanas publiqué una receta de solomillos de pollo al horno y esta que publico aquí es la versión de Laura de La Pasión por lo Bueno. Esta vez como no tenía solomillos los hice con pechugas y quedaron riquisimos. Además el toque de la sopa de cebolla me ha gustado mucho, tanto que de ahora en adelante los voy a hacer rebozando los filetes así.




  
Ingredientes:

Un paquete de solomillos de pollo (6)
1/2 sobre de sopa de cebolla
200 ml de nata
leche (si se necesita)
queso para gratinar
mantequilla

Preparación:

En una fuente poner medio sobre de sopa de cebolla y rebozar los filetes en él.  (No hay que echar huevo ni líquidos, y mucho menos sal).
En una fuente de horno bien engrasada con la mantequilla, colocar los filetes bien separados  unos de otros y cubrirlos con la nata líquida, (para esta cantidad no hace falta añadir leche, pero si ponemos más filetes a veces necesitamos completar con un poco para que queden cubiertos).
Encima de los filetes poner el queso para gratinar.
Poner la fuente dentro del horno precalentado a 200º y dejarlo media hora.
Al sacarlo del horno esperar unos 5-10 minutos para que la salsa coja un poco de cuerpo.

20 comentarios:

  1. Que plato tan delicioso. Me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Que buena pinta, la proxima vez lo hare así, buen fin de semana!! Carmen ;)

    ResponderEliminar
  3. Que pinta más requetebuenaaaa!!!!, jajaja, ahora me ha dado antojo amí, pero lo mío es por glotona :P

    Besitos guapísima.

    ResponderEliminar
  4. Tengo que probar yo con la sopa de cebolla. Me ha gustado la idea mucho.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  5. Me gusta este plato.........bueno me gusta mas lo que hay dentro.

    ResponderEliminar
  6. QUe bueno que tiene que estar,y con esa sopa de cebolla mejor que mejor un beso
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. te a faltado decir que hace falta una barra de pan grande para acompañarlo, ummmmm que rico debe estar.
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Bea te ha quedado delicioso, tomo nota, un besote :)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. tenía pendiente tu otra versión, ahora tengo ya dos versiones para hacer... me gustan las dos, intentaré hacerla prontito. Por cierto, ¿cómo vas? para cuando te toca?

    ResponderEliminar
  11. Buenísimo!! y una pinta que vamos!1 un besito ;)

    ResponderEliminar
  12. Charo, ya me contaras si te gustan! ;)
    Voy tirando con mucha pesadez pero bueno, solo me quedan 3 meses, jejeje...pacienciaaaaaaa
    Besitos guapa

    Merche, muchas gracias!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Qué original lo de la sopa de cebolla, no???. Me ha encantado!

    Por cierto, ya veo bien tu blog :)

    ResponderEliminar
  14. Elena, es muy original y el toque que le da es una pasada, yo era la primera vez que lo probaba y lo pienso hacer ahroa así. Además ya no tienes que añadir sal ni nada.
    Me alegro que veas ya bien el blog, ya me estaba preocupando no fuera que le pasara a mas gente y no encontrabamos el porqué lo veias mal.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Bea, por lo menos ahora viene el fresquito, hija, hay que consolarse con lo que sea!

    ResponderEliminar
  16. Eso es lo que quiero yo...fresquitooooooo, que este calor ya me mata!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Bea qué buena pinta tiene y veo que además ha tenido mucho éxito. Dices que hay que precalentar el horno a 200 grados y luego tenerlo media hora, pero ¿también a 200 grados durante esa media hora? lo pregunto para cuando me compre el horno eléctrico. Soy Rosario, la patosa.....

    ResponderEliminar
  18. Rosarioooooooo, como va esa pata chula???? El horno lo precalientas 200º pero yo luego lo bajé a 180º aunque eso también depende de los hornos...es pillarle el truquillo a cada horno.
    Cuidateeeeeee
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. ummmm estoy mirando las actus en ayunas...qué peligro!! esto también me lo comía...
    un saludo!

    Cocinar es ponerse

    ResponderEliminar