Scones ingleses



Los scones son unos panecillos redondos aunque también los podemos ver en forma de triángulos o cuadrados y son típicos de la gastronomía inglesa, originario de Escocia y muy consumidos en otros países de habla inglesa. Es muy típico en desayunos y meriendas.

Se elaboran muy rápidamente con harina, mantequilla y levadura y cuando estuve buscando recetas por la red para poder unirme hoy al reto de @loslunes.se.amasa, encontré la receta de Isabel de La Cocina de Fabrisa y al ver que llevaban buttermilk me parecieron ideales porque sabía que quedarían super esponjosos como así fue!

No se necesitan máquinas amasadoras ni artilugios varios, solamente las manos para mezclar los ingredientes y qué relax al hacerlo...y otra cosa a tener en cuenta es que no llevan huevo en los ingredientes así que es una opción fabulosa para los intolerantes o alérgicos al huevo! 




Se suelen acompañar junto a una taza de té y se rellenan de crema fresca, mantequilla y mermeladas. Yo los rellené de queso fresco batido y mermelada de fresa y los peques de la casa casi me dejan sin existencias. 

Hay que consumirlos en el momento aunque si os sobran, con meterlos 10 segundos en el microondas os aseguro que os quedarán como recién hechos! Es lo que hice con los pocos que sobraron para la merienda...

Con estas cantidades a mi me salieron unos 17 scones pero en teoría son para unos 12 según nos indica Isabel en su post de esta receta.

Mirad que maravilla de miga tiene el interior...



Y la harina que yo siempre utilizo es la del Amasadero, tenéis un montón de diferentes variedades y utensilios! Además tenéis un descuento con mi código: bearecetas

Scones


Ingredientes:

60 g de mantequilla fria
250 g de harina floja El Amasadero 
8 g de levadura seca
175 g de buttermilk (175 de leche y una cucharada de zumo de limón)
Una pizca de sal

Elaboración:

1.- Precalentar el horno a 190º y poner papel de hornear sobre una bandeja de horno

2.- En un cuenco añadir la harina tamizada junto a la levadura y la sal. Incorporar la mantequilla cortada en trozos.

3.- Mezclar con la punta de los dedos formando migas

4.- Hacer un hueco en el centro y verter el buttermilk. Mezclar con rapidez hasta formar una masa.

5.- Pasar a una superficie enharinada y amasar un poco

6.- Refrigerar media hora

7.- Estirar con un rodillo la masa con un grosor de 2 cms

8.- Cortar con un cortapastas o vaso y poner en la bandeja con una separación de unos 5 cms

9.- Hornear de 12 a 15 minutos hasta que suban y se doren


1 comentario:

  1. Menos mal que he ido a la receta original, lo menos cuando copias una receta es ponerla bien. No es levadura, es impulsor, o sea, tipo Royal.

    ResponderEliminar