Hot Cross Buns


Los hot cross buns son unos panecillos ligeramente dulces y especiados con tintes británicos típicos de Semana Santa! Y aunque son típicos del viernes santo, yo los publico con antelación por si os animáis como yo a hacerlos! ;)

Las recetas varían mucho pero lo que les caracteriza es la cruz (de ahí su nombre) que llevan por encima y los adorna simbolizando la crucifixión, aunque hay una larga historia detrás que los remonta a la era precristiana. Sea como fuere, así es como nos han llegado a nuestros días!

Llevaba tiempo queriéndolos probar pero no ha sido hasta ahora que estoy a tope con las masas que no me he animado! La receta de entre todas las que encontré es de mi querida Rosa de Pemberley&Cupcakes, toda una garantía de éxito ya que he hecho más recetas de su blog y además de salir mas que perfectas, lo explica todo a las mil maravillas!

Como me salieron un montón yo los congelé y los he ido sacando poco a poco. Incluso tostados un poco están de vicio y se pueden rellenar si queréis de mermelada como he hecho yo!

Casi todas las recetas que había visto las hacían en una bandeja alargada pero yo los hice en dos tantas y separados entre sí para que salieran bien redondeados!

En esta ocasión y para no tener que estar tomando una pastilla de lactasa antes de comerlos (que por cierto, es un rollo), los he elaborado sin lactosa pero si no tenéis ese problema lo hacéis todo con lácteos.



La harina que he utilizado son las de mi tienda favorita El Amasadero donde me proveo de ingredientes, utensilios y harinas de calidad y donde tenéis un descuento con mi código (BEARECETAS).

La bebida vegetal vino incluida en mi caja Dietbox del mes de marzo, una caja mensual donde vienen incluidos una gran cantidad de productos saludables.



Hot Cross Buns


Ingredientes para los panecillos:


Ingredientes para las cruces:


Ingredientes para pincelar:


Elaboración:

Para los panecillos:

1.- Dar un hervor a la leche (en mi caso bebida de avena) y una vez apartada del fuego añadir la mantequilla. Mezclar hasta que la mantequilla se derrita y dejar templar sin que llegue a enfriarse por completo.

2.- En un bowl grande añadir la harina de fuerza, el azúcar superfino, la levadura y la sal. Mezclar bien con unas varillas y hacer un hueco en el centro.

3.- Verter la leche con mantequilla en el hueco formado en los ingredientes secos y añadir el huevo ligeramente batido. Mezclar bien con una cuchara de madera hasta que el líquido se haya absorbido.

4.- Con las manos previamente enharinadas seguir mezclando hasta combinar bien todos los ingredientes. La masa será algo pegajosa.

5.- Verter la masa en la amasadora y con el gancho de amasar batir a velocidad baja hasta que la masa se despegue sin problema de las paredes del cuenco.

6.- Formar una bola con la masa y colocarla en un cuenco grande engrasado previamente con aceite de girasol. Cubrir con film transparente también engrasado por la cara interna y dejar levar en un lugar cálido durante al menos 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

7.- Pasado este tiempo, incorporar las pasas, la ralladura de limón y la mezcla de especias y amasar con suavidad durante otros 3-5 minutos más hasta que quede todo bien distribuido.

8.- Volver a cubrir el cuenco con film transparente y dejar levar 1 hora más o hasta que doble su volumen.

9.- Una vez haya levado por segunda vez, volcar sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y con suavidad desgasificarla presionando 4 o 5 veces con los nudillos. 

10.- Dividir en 15 porciones iguales y redondearlas con las mano hasta que queden suaves y perfectamente lisos.

11.- Colocar los panecillos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal de hornear dejando unos 5 cm de separación entre uno y otro. 

12.- Cubrir de nuevo con film transparente engrasado o con un paño limpio y dejar levar de nuevo 1 hora más.

13.- Poco antes de que termine el último levado, precalentar el horno a 220ºC y colocar la rejilla a media altura


Para las cruces:

1.- En un bowl pequeño colocar la harina de trigo y mezclar con el agua fría, añadiéndola cucharadita a cucharadita hasta obtener una pasta de consistencia espesa similar a la de la pasta de dientes.

2.- Rellenar una manga pastelera equipada con una boquilla redonda pequeña y hacer cruces sobre cada uno de los panecillos una vez levados.


Horneado y acabado:

1.- Hornear durante 15-20 minutos o hasta que hayan adquirido un tono dorado.

2.- Calentar el golden syrup con el que acabaremos pincelando nuestros buns nada más sacarlos del horno con ayuda de un pincel de repostería.

3.- Dejar
enfriar por completo sobre una rejilla antes de consumir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario