Magdalenas de aceite de oliva


Voy a engrosar mi lista de recetas de magdalenas con estas hechas con aceite de oliva que quedan ultra esponjosas y con un sabor auténtico a magdalena, como las de antaño.

Para que me queden con esa esponjosidad y con copete solamente tengo dos trucos y nunca me fallan:

- Dejar reposar la masa mínimo una hora en la nevera (y si puedo toda la noche)

- Hornear los primeros minutos a una temperatura más elevada y posteriormente bajarla según indico en la receta



El aceite de oliva en recetas de repostería es muy importante también: si es posible utilizar un aceite de oliva virgen extra (no el "suave") y si es de calidad lo vais a notar un montón en el resultado final. Yo he utilizado el que para mí es el que aporta más sabor, concretamente el de la marca Finca la Rambla que utilizo también en todas mis recetas saladas, especialmente cuando va en crudo para aliñar.



Para hacer esta receta he utilizado la leche Pascual que venía en mi caja DietBox del mes de abril. Y desde ahora, si queréis esta caja mensual variada con productos saludables tenéis un código descuento del 15% conmigo: bearecetasymas



Os enseño todo lo que contenía mi caja de este mes:





Magdalenas de aceite de oliva

Ingredientes:

  • 210 g de harina de repostería
  • 3 huevos L
  • 175 g de azúcar
  • 190 ml de aceite de oliva extra Finca La Rambla
  • 60 ml de leche Semidesnatada Pascual
  • La ralladura de medio limón
  • 2 sobres dobles de Gaseosas el Tigre (o 8 g de levadura química)
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

1.- Batir los huevos junto al azúcar hasta conseguir una masa esponjosa. Nos llevará unos 5 minutos a velocidad alta

2.- Agregar la ralladura de limón y seguir batiendo

3.- Añadir el aceite en hilo sin dejar de batir a velocidad media. Posteriormente hacer lo mismo con la leche

4.- Tamizar la harina junto a las gaseosas y la sal

5.- Ir agregando la mezcla de harina a la mezcla de huevo y batir a velocidad alta un par de minutos

6.- Dejar reposar la masa en la nevera un mínimo de 1 hora (yo la dejo toda la noche)

7.- Precalentar el horno a 210º e ir rellenando los moldes sin sobrepasar 3/4 partes de su capacidad. Espolvorear con un poco de azúcar por encima

8.- Llevar al horno a 210º los primeros 5 minutos y continuar a 200º otros 10 minutos o hasta que tengan el color dorado deseado

No hay comentarios:

Publicar un comentario