Madeleines de Julia Child


Hace unos años publiqué una receta de madeleines, las de Ladurée y desde entonces he estado buscando más recetas para ir probando aunque con las que hice por primera vez el listón estaba súper alto!!!

El origen de la palabra "madeleine" tiene varias versiones: una afirma que proviene de Commercy (una localidad francesa en la región de Lorena) y debe su nombre a una criada llamada Madeleine Paulmier que en el siglo XVIII los elaboró para el destronado rey de Polonia. Otra versión la encontramos en nuestro país, remontándose a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela, donde una joven llamada Magdalena le servia a los peregrinos estos pastelitos en forma de concha. 

Hace unas semanas en mi perfil de Instagram subí una de aquellas fotos y pregunté si alguien tenía otra receta de madeleines que le hubiera gustado mucho. Mi preciosa Marina de La Rosquilla de la Tia Laura me recomendó probar la receta de Julia Child y me animé rápidamente a prepararlas! 

Para que adquieran esta forma de conchas tan bonitas se necesita un molde específico, no tienen mayor dificultad y aviso que son un empezar y no parar!

La próxima receta de madeleines ya la tengo apuntada y lista para hacer :)

Feliz semana!!!!








Madeleines de Julia Child

Ingredientes:

2 huevos L
155 grs de azúcar
150 grs de harina
141 grs de mantequilla derretida y enfriada
1 pizca de sal
La ralladura de 1/2 limón
4 gotas de limón exprimido

Elaboración:

1.- En un bol mezclar el azúcar y la harina tamizada.

2.- Batir los huevos y echar en la mezcla anterior. Mezclar hasta que quede una masa homogénea.

3.- Añadir la mantequilla y mezclar.

4.- Añadir la sal, ralladura, limón y vainilla y mezclar.

5.- Tapar con papel fil, y dejar una hora en la nevera.

6.- Rellenar los moldes y precalentar el horno a 200º.

7.- Hornear a 200º hasta que veamos un color dorado.




1 comentario:

  1. Tomo buena nota de tu receta. Hice madeleines hace poco y no conseguí que me quedaran con la marca del molde. ¡A ver si lo consigo!
    Los libros de Julia Child los tengo en la lista de "pendientes", son un tesoro gastronómico.
    Besos y buen fin de semana,
    Olga

    ResponderEliminar