Panecillos de Viena o bollos Kaiser


Si, se les conoce con varios nombres y de hecho, su procedencia es incierta aunque por su nombre pudiera ser que fueran originarios de Viena.

Sea como fuere, estos panecillos son un gran referente de mi infancia. Eran mis favoritos para llevar de almuerzo al cole rellenos de jamón de york y queso y otras veces de chocolate y debía ser de lo poco que comía y me gustaba porque de pequeña era lo peor comiendo. Que paciencia mi santa madre y ahora me gusta casi todo (excepto casquería y alguna que otra cosa más) pero todo aquello que repudiaba ahora me encanta.

Y estos panecillos que rememoran mi infancia han sido los elegidos como maestra panarra esta semana en el reto que participo en Instagram @el.lunes.se.amasa y es que hace dos semanas gané el reto de panes de picoteo con los crackers de espelta con semillas y me erigieron para elegir el tema este lunes.

Desde hace meses que estoy a tope con masas e inventos, haciendo recetas e investigando y aprendiendo de las y los mejores y no hay nada más placentero que ver como una evoluciona en este tema así que el ser ganadora de un reto de este tipo donde hay tanto nivelazo, fue para mí una enorme alegría pero al darme cuenta que coincidía con mi día de cumpleaños ya fue lo más! 



De panecillos Kaiser o de Viena está llena la blogosfera y después de leer tanto me decidí por esta receta, en concreto por un video de Youtube con un canal que se llama Cocinando Tentaciones y me parecía que explicaba tan sumamente bien el formado que no me costó decidirme. La receta la hace sin amasadora pero yo la hice con ella que es más cómodo y os la dejo más abajo tal cual la hice yo.

El resultado son unos panes super blanditos, con una miga riquísima y un sabor extraordinario. Sin duda me han recordado a aquellos que comía de pequeña y que ahora, han estado comiendo mis peques esta semana para llevar al cole y que tanto les ha gustado.

El formado (que es el de Reinhart) os lo he enseñado en Instagram Stories y lo dejaré anclado. Los vi también con un marcador en forma de estrella pero no me podía resistir a hacer yo el formado que he explicado más abajo pero considero que una imagen en video es mucho mejor que una explicación por muy buena que sea, así que si vais a mi perfil allí os lo explico yo y mi niña también, que con el camino que lleva en la cocina va a ser mi sucesora.

 


Como ya sabéis yo utilizo harinas de El Amasadero en todas mis recetas y además en cada pedido tendréis un descuento con mi codigo: bearecetas




Panecillos de Viena o bollos Kaiser

Ingredientes:


Elaboración:

1.- Poner las dos harinas, la sal y el azúcar en el bol de la amasadora y mezclar

2.- Diluir la levadura en el agua templada.

3.- Hace un hueco en el centro y verter los líquidos (agua con levadura y leche)

4.- Amasar con el gancho hasta que obtengamos una masa uniforme

5.- Añadir la mantequilla de dos veces y amasar bien hasta que obtengamos la prueba de la membrana

6.- Dejar levar hasta que doble su volumen tapando con un trapo 

7.- Desgasificar, verter la masa sobre la mesa de trabajo engrasada ligeramente con aceite y dividir en porciones haciendo bolitas

8.- Con cada porción, pasar el rodillo hasta obtener una masa plana y enrollar haciendo un rulo 

9.- Con ese rulo hacer un lazo. El lado que quede por encima lo pasaremos por debajo y el que estaba por debajo lo pasaremos por encima, uniendo posteriormente los dos extremos

10.- Dejar levar de nuevo media hora sobre una bandeja de horno al que habremos puesto papel de hornear o un tapete de silicona

11.- Precalentar el horno a 200º y mientras pincelar cada pan con mantequilla derretida

12.- Llevar al horno y calentar con calor arriba y abajo 25 minutos


1 comentario:

  1. Me da igual de donde sean Bea, yo si pudiera te robaba uno ahora mismo, besos

    ResponderEliminar