Panecillos de mantequilla y sal


 

Hace poco le vi esta receta a mi querida @teresa_vivancos que seguro muchas y muchos conoceréis por la gran cantidad abismal de recetas ricas que tiene en Instagram.

Y es que gracias al nuevo libro de la editorial Col&Col que próximamente saldrá a la venta (que emoción y nervios) y donde nosotras dos formamos parte, la he podido conocer...bendito y bonito destino!!! 

Nunca he sido amante de las masas pero más bien es porque me daban algo de reparo, he hecho pocas recetas con ellas y no acababa de pillarles el gustillo pero ha sido gracias a estos panecillos y sobre todo a Tere que es un auténtico amor y me ha ayudado en todas mis dudas (que eran muchas), que he empezado a disfrutar un montón...observar como leva una masa, desgasificar, amasar, moldear, ver crecer en el horno, ese olor que desprende e impregna toda la casa, todo eso ahora no tiene precio!!!

Estos panecillos de mantequilla y sal se han convertido en los fijos en casa, mis peques son los que quieren para llevar al cole para sus almuerzos rellenos de pavo o jamón y ahora me toca cada semana prepararlos y yo tan contenta que algo les guste tanto y además totalmente caseros!

Pronto os traeré mas delicatessen como esta y a los que os pasaba como a mi, animaros que veréis que disfrute mas grande!!!


Panecillos de mantequilla y sal


Ingredientes:

  • 100 ml de agua tibia
  • 1 cda de azucar
  • 20 grs de levadura fresca
  • 60 grs de mantequilla
  • 220 grs de leche entera
  • 1 huevo ligeramente batido
  • 8 grs de sal
  • 520 grs de harina de fuerza

Para pincelar: 1/2 cda de mantequilla derretida y sal en escamas

Elaboración:

  1. Diluir la levadura fresca en agua tibia y añadir una cucharada de azúcar. Dejar reposar 20 minutos hasta que espume y mezclar con la leche.
  2. Colocar en un cuenco amplio o vaso de la amasadora la harina, sal, levadura, huevo y leche mezclada con la mantequilla.
  3. Amasar hasta que queden integrados (ligeramente pegajosa).
  4. Hacer una bola, engrasar un cuenco, tapar y dejar reposar hasta que duplique su volumen. Cuando haya doblado, apretar para eliminar el gas.
  5. Formar bolas de masa (de unos 80/85 grs cada una)
  6. Colocar en una bandeja cubierta con papel vegetal y dejar doblar nuevamente su tamaños (unos 30/60 minutos)
  7. Hornear con el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo durante 25 minutos
  8. Recién salidos, pincelar con mantequilla derretida y espolvorear con sal en escamas


2 comentarios:

  1. No debes temer a las masa con levadura solo requieren paciencia para dejarlas levar y siempre tienen que ser blandas aunque parezca que se te pegan a los dedos. La mantequilla le da un sabor muy rico aunque se pueden hacer con aceite en la misma proporción.
    Besos Bea
    https://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. hacer masas levadas y panes es una gozada, para mi es como magia. Creo que probaré a hacer estos panecillos para el desayuno de los niños, se ven deliciosos

    ResponderEliminar